jueves, 18 de abril de 2019

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Asamblea Valsequillera propone bonificar el impuesto para vehículos eléctricos un 75%

El pleno del Ayuntamiento de Valsequillo debatirá hoy la propuesta de Asamblea Valsequillera de fijar la bonificación para los vehículos eléctricos en el 75%, el máximo que permite la normativa. En la actualidad, los vehículos híbridos gozan de una bonificación del 50%, al tratarse de motores que utilizan parcialmente el combustible fósil. Con esta propuesta, Asamblea Valsequillera quiere premiar y favorecer la adquisición de este tipo de vehículos, más respetuosos con el medio ambiente.

 

Hacia un modelo energético bajo en carbono

 

Tanto los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como los compromisos suscritos por España en la Conferencia de París, como la adhesión de Valsequillo al Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía tienen como objetivo  la implantación de un modelo energético más sostenible. Concretamente, las instituciones firmantes de este pacto se comprometen a reducir las emisiones de CO2 en, al menos, un 40% para 2030 y adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático y la adaptación a este. “Desde Asamblea Valsequillera queremos sumarnos a esta iniciativa y proponer todas aquellas medidas que puedan contribuir a lograrlo. Esta propuesta va en esa dirección”, explica Juan Carlos Atta,  portavoz de AV. 

 

Todo son ventajas

 

La apuesta por este tipo de vehículos tiene innumerables ventajas para el medio ambiente y la salud de la población por lo que, “desde el Ayuntamiento, se deben facilitar todos los cauces para que en el proceso de renovación de los vehículos que se lleve a cabo en nuestro municipio durante los próximos años, la mayoría de la población apueste por el vehículo eléctrico” continua el concejal de Asamblea Valsequillera.

 

La urgencia en adoptar este tipo de medidas tiene que ver con el alto impacto que tienen los vehículos a motor en los países desarrollados, donde son responsables de entre el 30% al 90% del total de los gases contaminantes emitidos por el tráfico en todo el mundo.

 

Precio y autonomía, los principales problemas

 

Sin embargo, la implantación del vehículo eléctrico en España es todavía muy reducida. A pesar de que en los últimos cinco años se ha triplicado su número, a finales de 2017 no alcanzaban las 28.000 unidades en toda España, según recoge el Informe Anual 2017 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). Un volumen anecdótico, si tenemos en cuenta que el parque móvil en nuestro país se sitúa en los treinta millones de vehículos.

 

Según los expertos, la escasa implantación del vehículo eléctrico se debe, a día hoy, a dos factores fundamentales, aunque no exclusivos: por un lado, el precio elevado de este tipo de vehículos y, por otro, la autonomía de los mismos (todavía reducida si la comparamos con los vehículos de motor convencional). “Por este motivo, desde las instituciones públicas debemos ofrecer todas las facilidades a nuestro alcance para intentar fomentar la implantación del vehículo eléctrico” concluye Juan Carlos Atta.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *