sábado, 20 de agosto de 2022

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Carlos II, dos esposas y el fin de una época son las claves de la nueva cita del ciclo ‘Reinas’ en la Casa-Museo León y Castillo de Telde

  • La cita es el jueves, día 21 de julio, a las 19:00 horas
  • El cronista Antonio González Padrón cierra la temporada hablando de ‘el hechizado’ y el cambio de dinastía en España

 

 

Carlos II, ‘el hechizado’ fue el rey que marcó el fin de una época. El imperio español llevaba décadas bajando en los escalones de su influencia mundial, mientras los subían potencias emergentes como Inglaterra, Holanda y Francia. Sus dos esposas, María Luisa de Orleans y Mariana de Neoburgo no lograron reflotar la situación y quedaron en una nebulosa dentro de la complicada situación política. Ahora, el ciclo ‘Reinas’, que trata de rescatar del olvido las figuras femeninas de la historia de la monarquía española, se centra en las dos últimas reinas de la dinastía de los Austrias para finalizar la temporada, antes de la pausa estival. La conferencia, a cargo del cronista de Telde, Antonio González Padrón, director del ciclo, será el día 21 de julio, a las 19:00 horas.

 

Se trata de una actividad gratuita, que trata de profundizar en la vida y obra de las monarcas o consortes femeninas de la historia de España entre los siglos XVI y XVIII. Las charlas tienen aforo limitado de asistencia, por lo que es necesaria inscripción previa a través del correo electrónico leonycastillo@grancanaria.com, o bien llamando al teléfono 928 691 377.

 

“La dinastía de los Austrias, que tanto había servido a España para potenciarla como nación e imperio y también para destruirla, a base de guerras en el exterior y bancarrotas en el interior, va a dejar una profunda huella en la historia de España, pero acaba inevitablemente en la figura de Carlos II”, explicará el historiador Antonio González Padrón.

 

“Los Austrias hicieron todo lo posible porque aquel rey contrahecho, tristemente enfermo y con un aspecto deplorable tuviese descendencia”, contará el cronista. Pero eso era algo imposible. “Le aquejaban males físicos y mentales. Asistía a los actos públicos con estructuras de madera para poder mantenerse erguido, como un verdadero pelele”, añade.

 

Sin embargo, su figura se mantuvo merced a los intereses de Estado. “No tanto por los intereses de España como por los de su dinastía”. Así, se buscaron dos esposas que no fueron capaces de tener ningún tipo de relación marital. “El talento del rey, su carácter y sus continuos achaques impedían que ellas, mujeres de mayor solvencia cultural pudieran mantener una simple conversación”. Mariana de Neoburgo escribe a sus parientes en Austria y les describe al rey como “un atrasado mental”.

 

Las esposas fueron elegidas básicamente por su salud y fortaleza física. “Sabemos que los cirujanos de palacio trataron incluso de extraer al rey fluidos sexuales para llevar a cabo una rudimentaria inseminación artificial”, relata García Padrón.

 

Los embajadores de Austria y de Francia controlan todos los pasos que se dan hasta que el rey muere sin descendencia, lo que desemboca en la Guerra de Sucesión. “Es un reinado de mediocridad el de Carlos II”, sentencia el cronista. “La nobleza intenta sacar tajada y las reinas no pudieron hacer nada sino asistir maniatadas al desangramiento de la nación”, concluye el historiador.

 

 

La monarquía, en femenino

 

Después de haber estudiado la trayectoria de reinas de los siglos XIX y XX, durante su etapa como director de la Casa-Museo León y Castillo, Antonio González Padrón reconoce que le surgieron “algunas preguntas sobre el papel institucional que desarrollaban las reinas cuando ocupaban el trono de España como consortes del rey”. El cronista teldense destaca cómo los biógrafos reales “hacían en ocasiones algún apartado minúsculo sobre determinados rasgos del carácter de la reina cuando se trataba de aspectos negativos”. Así surgió el primer ciclo de conferencias, que se desarrolló el pasado año.

 

Esta temporada se decidió retroceder algunos siglos atrás en la investigación, que ya comenzó con la única reina de la Casa de Trastámara y, según González Padrón, “la primera reina de la España unificada”, Juana I de Castilla y Aragón. El ciclo continuó con la conferencia sobre Isabel de Portugal y con la charla sobre las cuatro esposas de Felipe II. La figura de Margarita de Austria-Estiria centró la jornada del mes de mayo. Carlos II y sus dos esposas son el tema elegido para julio. Después del verano se espera culminar el ciclo ‘Reinas’ con Mariana de Austria e Isabel de Francia, esposas de Felipe IV, conferencia aplazada en junio.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *