lunes, 30 de enero de 2023

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Cueva Pintada acoge un taller para activar los recuerdos de las personas mayores a través del tinte púrpura de la cochinilla canaria

  • Arranca durante la segunda quincena de octubre la actividad ‘Dando color a la memoria’ para celebrar el Día Internacional de las Personas de Edad

 

  • La participación de grupos concertados se coordina con la Concejalía del Mayor del Ayuntamiento de Gáldar

 

 

 

Activar los recuerdos de las personas mayores sobre el uso de los recursos de la naturaleza para dar color a diferentes elementos del pasado y del presente. Es el objetivo del taller ‘Dando color a la memoria’, que arranca esta semana y se desarrolla hasta finales de octubre en varias sesiones en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada.

 

Destinado específicamente al colectivo de personas mayores, los y las participantes podrán experimentar el trabajo con tintes naturales, especialmente el de la cochinilla, cuyo cultivo fue tan importante en el siglo del descubrimiento de la Cueva Pintada. Su introducción en la isla, en el primer tercio del siglo XIX, pronto florece, coincidiendo con el auge de la industria textil en Europa que demanda todo tipo de sustancias tintóreas y entre ellas, en un lugar destacado, el carmín.

 

Ulrike Güse es una artesana que teje en telar y tiñe las fibras de su producción con tintes naturales. Ella es la encargada de impartir este taller especial para personas mayores, inicialmente del municipio de Gáldar. La participación en varios grupos de mañana y tarde se organiza gracias a la colaboración de la Concejalía del Mayor del municipio norteño.

 

 

‘Islas Purpúras’

 

El proyecto artesanal tintóreo de Ulrike Güse se denomina ‘Islas Púrpuras’, por la larga historia de esta gama de colores en Canarias. “La estrella para mí es sin duda la cochinilla, cuya historia y cultivo, retomado por Lorenzo Pérez en el municipio de Ingenio, es sin duda de gran interés y una alternativa para el turismo de sol y playa”, explica la tejedora. “Obtengo muchos más colores naturales de plantas locales, como puede ser la hoja de guayabero o de higuera, por ejemplo”. Güse también destaca que “los colores obtenidos con tintes naturales son amables con el medio ambiente, no son nocivos para la piel, son brillantes sin ser chillones y tienen una armonía perfecta”.

 

 

Sobre Ulrike Güse

 

Ulrike Güse llegó a Gran Canaria procedente de Alemania a finales de los 90. Tras un tiempo dedicada a las artes gráficas, se inició en el arte de la tejeduría, en principio sólo como una afición. Desde 2007, Ulrike Güse produce tejidos naturales a mano en su telar de contramarcha en Gran Canaria. Utiliza materiales naturales de alta calidad, como seda, lana y lino, teñidos en una amplia gama de colores naturales para expresar su sensibilidad artística.

 

Como especialista en tintes naturales, tiñe a mano sus productos de lana y seda con plantas locales y la cochinilla. Combina los colores obtenidos con este método para reflejar su amor y sensibilidad por el paisaje natural de las Islas Canarias.

 

El teñido y tejido son procesos lentos y minuciosos que dan como resultado tejidos que poseen una extraordinaria riqueza en textura y color. Con dedicación y pasión, luego los transforma en prendas, accesorios y muebles para el hogar únicos.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *