martes, 29 de noviembre de 2022

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

El cantante Camané acerca la cadencia del fado al ciclo ‘Musicando’

  • El artista portugués, uno de los fadistas más aclamados a nivel internacional, ofrece un concierto en el Auditorio del Parque Doramas el 7 de mayo, a las 21:00 horas

 

 

Camané, uno de los fadistas portugueses más aclamados internacionalmente, ofrece el día 7 de mayo, a las 21:00 horas, un concierto en el Auditorio José Antonio Ramos del Parque Doramas de la capital grancanaria, en el marco de la programación de la iniciativa ‘Musicando’, el ciclo organizado por el área de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. La entrada al concierto de Camané es gratuita hasta completar aforo.

 

Llegado directamente de Lisboa para ofrecer esta única actuación en Canarias, Carlos Manuel Moutinho Paiva dos Santos Duarte, conocido artísticamente como Camané, está considerado como el príncipe del fado de esta época y la gran voz masculina de Portugal. Abraza la tradición del fado más clásico con un toque de distinción, a la que suma una elegante manera de cantar que completa su sobria presencia sobre el escenario. Camané interpretará en su concierto temas de su octavo álbum de estudio, ‘Horas vazias’, una producción cuyos arreglos firma el veterano Pedro Moreira, aunque a buen seguro al repertorio añadirá algunas piezas de sus discos anteriores.

 

 

Renovación del fado

 

Incluido en la nómina de artistas que a finales del siglo pasado decidieron protagonizar con sus novedosas propuestas una segunda edad de oro del fado, entre las que figuran cantantes como Mariza, Jorge Fernando, Misia, Dulce Pontes o Mafalda Arnauth, el ‘fenómeno Camané’, recuerda en Portugal al de Camarón (hasta en el nombre, apócope de Carlos Manuel). Si sus actuaciones levantan tanta expectación como las de José Monge, sus suspensiones provocan los mismos disgustos en la afición.

 

Tiene una dicción exquisita (sus erres y sus eses son únicas), su afinación es fabulosa, su jondura siempre suena natural, y la autenticidad baña todo lo que canta, ya sean fados clásicos, tradicionales (los originales más antiguos), que él reconstruye con textos de poetas (célebres como Pessoa, grandes del fado como Homem de Mello o menos conocidos como João Monge y Manuela de Freitas), ya sean canciones ajenas al fado que él convierte en fados.

 

El fadista lisboeta, uno de los protagonistas del filme documental ‘Fados’ que Carlos Saura dedicó en 2007 al género portugués por excelencia nacido hace más de 150 años como un lamento de los habitantes de los arrabales para contar historias de nostalgia y dolor, le disputa al veterano Carlos do Carmo su cetro, un artista al que Camané, con solo 11 años, sorprendió por su dicción asombrosa y su capacidad para transmitir emociones adultas desde una contención que parecía no admitir concesiones. Ahora, con 55 años, convertido en uno de los grandes ídolos del apasionado público del fado, Camané cautiva a las audiencias que acude a sus conciertos con su innata capacidad para construir la interpretación desde una pureza personalísima, esa sensibilidad distinta de la que está dotado, una voz profunda y una forma de interpretar que huye de lo espectacular, llevada al punto exacto de emoción.

 

Su pasión por el fado se la debemos a una enfermedad. Siendo niño estuvo enfermo 20 días en casa. Entonces se entretuvo con los discos de su abuelo: desde Alfredo Marceneiro a Amália, pasando por Lucília, Fernando Maurício o Carlos do Carmo, todos los clásicos. Los escuchó una y otra vez  compulsivamente y los asimiló. Con diez años conocía todo el fado tradicional y por eso se presentó en una casa de fados sin que nadie lo supiera para cantar en público por primera vez. A los 17, ya empezó como profesional. En las casas de fados lisboetas del barrio alto pasó 15 años en lo que fue un periodo crucial para Camané. Recomendado por la propia Amália Rodrigues a una discográfica, el cantante se convertiría en una figura unos años más tarde. Con una docena de álbumes a sus espaldas Camané vive ya entre los clásicos.

 

Considerado un fadista clásico, Camané suena siempre moderno y fresco. «Los fados tradicionales son muy simples, pero permiten construir cosas nuevas y comunicar ideas de otros. Eso es la renovación», admite Camané, «siempre que la música sea fado, la interpretación sea profunda y el espíritu sea fadista», continúa. «Lo auténtico sólo se renueva con cada pequeña aportación de cada intérprete”.

 

Su éxito y reconocimiento han traspasado fronteras: su premiere en Nueva York fue recibida con un calurosísimo elogio por parte del ‘New York Times’. Globo de Oro 2021 al mejor cantante concedido por la cadena de televisión SIC, el Blitz Award en 2001 al mejor cantante por la revista de rock ‘Blitz’ y el Amalia Rodrigues Prize en 2005 al mejor cantante de fados.

 

De él han dicho que canta con una mano metida en el bolsillo, los ojos cerrados, cada palabra perfectamente colocada en su sitio, sin prisas, sin estridencias, le han denominado ‘el príncipe del fado’ y aunque quizá se verdad lo que dicen sus críticos, «que siempre canta exactamente igual», resulta difícil inventar razones para pedirle que cambie.  

 

El programa del ciclo de conciertos ‘Musicando’ continuará durante este mes de mayo con las actuaciones de Maruja Limón (14 de mayo), La Trova (21 de mayo) y Los Gofiones (28 de mayo).

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *