sábado, 20 de agosto de 2022

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada celebra su XVI aniversario con el estreno de ‘La tierra que tuvimos’, suite para piano compuesta por Jonay Armas para este singular espacio

  • El músico grancanario estrena esta obra musical exclusiva el 26 de julio, a las 19:30 horas, en la instalación museística de Gáldar, con entrada libre
  • Los actos se completan con la visita a los trabajos de investigación arqueológica estival y con el espectáculo de danza ‘Memoria en movimiento’ el día 28 de julio

 

 

 

El 26 de julio de 2006 las puertas del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada se abrieron por primera vez. Este año se cumple el XVI aniversario del centro museístico gestionado por la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, convertido hoy en una ventana abierta al pasado insular y centro de referencia en el campo de la arqueología. Este 26 de julio, además de ofrecer visitas guiadas gratuitas a todos los que se quieran acercar a este Monumento Histórico Artístico, declarado como tal en 1972, la jornada tendrá un broche de oro musical. El compositor grancanario Jonay Armas, famoso por sus creaciones musicales para el cine, estrena en Cueva Pintada ‘La tierra que tuvimos’, suite para piano compuesta especialmente para este yacimiento que inspira a quienes, con su talento, ofrecen otras lecturas del espacio.

 

La cita es el mismo día 26 de julio, a partir de las 19:30 horas, en las instalaciones museísticas de Cueva Pintada, en el casco histórico de Gáldar. La entrada al acto es libre hasta completar aforo. La celebración del aniversario se complementa con la tradicional visita a los trabajos de investigación arqueológica estival por parte del público que lo desee. Hay dos citas para ello, el día 26 de julio, fecha que coincide con el XVI aniversario de la inauguración del Museo, y el 28 de julio. El comienzo de ambas visitas está fijado para las 11:00 horas. Las inscripciones para participar en esta actividad están abiertas de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas, llamando al teléfono 928 89 54 89 (ext.3).

 

 

‘Cueva Pintada se mueve’

 

El programa de actos que conmemora la efeméride se completa el día 28 de julio con ‘Memoria en movimiento’. Los artistas canarios Josué Espino (Gran Canaria) y Javier Ferrer (Lanzarote) se unen en esta ocasión para activar la memoria corporal de sus propios cuerpos, y para provocar la del público, presentando dos obras de danza contemporánea dentro del programa ‘Cueva Pintada Se Mueve’. La iniciativa ‘Memoria en Movimiento’ acoge las emotivas piezas ‘Las once y mil vírgenes’, del grancanario Josué Espino`, y ‘Ruin’, del conejero Javier Ferrer. El espectáculo se ofrecerá en dos sesiones, a las 19:30 y a las 20:30 horas.

 

Esta es otra actividad gratuita del XVI Aniversario de Cueva Pintada. La inscripción para presenciar este espectáculo está disponible de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas, llamando al 928 89 54 89 (ext.3).

 

 

‘Construir, compartir, sentir nuestra historia’

 

Cueva Pintada fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1972. Desde entonces, numerosos profesionales vinculados a las áreas de arqueología, conservación, arquitectura y museología han desarrollado múltiples proyectos cuya dimensión siempre ha llevado de la mano la investigación con la conservación y la difusión.

 

En su XVI aniversario, el Museo y Parque Arqueológico ha elegido el lema ‘Construir, compartir, sentir nuestra historia’. Su directora y conservadora, Carmen Gloria Rodríguez, describe el trabajo que se desarrolla en Cueva Pintada como una carrera de fondo. “El equipo de personas que aquí trabaja practica de vez en cuando el ejercicio de frenar el ritmo y mirar hacia atrás, no por la complacencia que pueda ofrecer el trabajo realizado, sino para plantearnos si aquellos objetivos que nos vamos marcando se van cumpliendo”, explica la responsable de la instalación.

 

“Después de los tiempos tan difíciles que hemos atravesado, reconforta ver que, en este decimosexto aniversario, Cueva Pintada sigue transitando con paso firme por ese camino que ha marcado desde sus inicios”, reconoce la directora. “Se desempeñan funciones esenciales que se esperan de esta institución (la conservación, la investigación, la exhibición, la educación, el disfrute…) y, además, alentamos cada día de forma más decidida una serie de valores sociales sin los que no se entendería la gestión de la cultura hoy en día: inclusión, accesibilidad, igualdad y la participación, entre otros”, confirma. “En definitiva, en Cueva Pintada, no sólo se construye la Historia, también se vive y se siente. Si no hay experiencia y emoción, de poco serviría nuestro trabajo”, concluye emocionada Carmen Gloria Rodríguez.

 

 

‘La tierra que tuvimos’

 

‘La tierra que tuvimos’ es una suite para piano en cuatro tiempos, creada exclusivamente por Jonay Armas, compositor especializado en producciones cinematográficas, para el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada. La obra trata de dialogar con el pasado, con el presente y con el futuro del territorio y encontrar, en una expresión puramente musical, sin palabras y únicamente a través de las notas del piano, todo lo que ese lugar hace resonar en el interior de su autor.

 

Basado en las formas geométricas predominantes en la Cueva, el cuadrado, el triángulo y el círculo, los cuatro movimientos se despliegan con ánimos diferentes, pero con un mismo discurso, como una sola obra. “Esa cueva que nos mira y no deja de hacernos preguntas”, reflexiona el compositor Jonay Armas, quien ha crecido fascinado por los secretos de Cueva Pintada y los enigmas que esconde el yacimiento arqueológico y su museo. “Aquello era como viajar en el tiempo, como levantar el manto de los años y encontrarnos ahí, de frente, con el tiempo pasado que nos espera para interrogarnos”, recuerda. Por eso, recibir el encargo de realizar una composición ‘a medida’ para el Museo y Parque Arqueológico ha supuesto un reto y una llave para abrir la caja de Pandora del pasado que tanto ha soñado descifrar.

 

 

Una ventana al pasado

 

La gran aventura que concluyó con la apertura el 26 de julio de 2006 del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada comenzó en torno a 1862, cuando, tras unos trabajos agrícolas y de forma fortuita, se accedió a la cámara por una estrecha fisura abierta en el techo; el lugar donde los ancestros de Gran Canaria habían realizado una serie de pinturas con motivos geométricos.

 

El camino no estuvo exento de obstáculos que pusieron en riesgo la integridad de las pintaderas. Los historiadores Celso Martín de Guzmán y Elías Serra Ráfols resultaron fundamentales en su rescate con una campaña de concienciación iniciada en 1967 que se tradujo en 1970 en obras de protección y aislamiento de las humedades.

 

El espacio fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1972 y, a partir de 1987, se iniciaron los primeros trabajos de excavación bajo la dirección del propio Martín de Guzmán y de Jorge Onrubia, profesor de Prehistoria de la Universidad de Castilla-La Mancha, iniciativa que reveló la presencia bajo la superficie del antiguo poblado de Agáldar.

 

Las sucesivas prospecciones en el terreno han hecho posible que el visitante pueda contemplar el caserío que, de forma escalonada, se distribuye desde el fondo del barranco hasta el actual casco histórico de la ciudad de Gáldar. Y hoy, 16 años después de su inauguración, el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada continúa embarcado en su cada vez más atractivo y apasionante viaje en el tiempo.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *