lunes, 25 de mayo de 2020

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

ENTREVISTA: Francisco Sánchez Robaina, Concejal del Ayuntamiento de Valsequillo y Candidato al Cabildo de G.C.

“El Valsequillo de hoy lo hemos conseguido entre todos”

Paco Sánchez es el político de Valsequillo más influyente desde el establecimiento de la democracia, su amplia experiencia y dedicación han tenido como reflejo lo que hoy representa -en buena parte- nuestro municipio

 

Paco, ¿Cuándo y cómo comenzó tu trayectoria política?

Mis comienzos estuvieron ligados a los movimientos sociales y juveniles, clubes deportivos y el club de jóvenes del municipio. En la Asociación de Vecinos Añaten que se montó en torno a Almogarén, y luego pasamos a la acción vecinal y política. Fui alcalde en 1987 con 28 años y estuve en el Ayuntamiento 19 años hasta junio de 2006.

 

Con una larga experiencia política a tus espaldas ¿Qué grandes diferencias notas de tu época como alcalde al momento actual?

Lo principal es que en el año que entré como alcalde (1987), era un prestigio ser político y un honor ser concejal o alcalde en tu pueblo y posteriormente consejero en el Cabildo. Con el paso del tiempo, parece que esta dedicación está peor vista, fundamentalmente porque los propios integrantes del mundo de la política lo han estropeado. Esta desafección que existe por parte de la población a la llamada “clase política” tiene su razón de ser por lo mal que lo han hecho, o hemos hecho. Hemos pasado de tener una cercanía importante, a estar prácticamente justificando el “Yo no soy como los demás”, y esto sí que ha sido algo complejo para alguien como yo que nunca he tenido problemas con la justicia, ni haber formado parte de ninguna componenda o corruptela. Y sin embargo, parece que también terminas siendo arrastrado por esa inercia que te incluyen dentro de esa masa a la que la población rechaza y no debe tener cabida en esta sociedad. Lo más duro ha sido ver, con el paso de los años, como se ha desprestigiado la labor y el trabajo en la política. En aquella época Valsequillo estaba por hacer, los servicios básicos apenas existían como el agua, alcantarillado, alumbrado público, asfaltado, aceras, etc. Valsequillo contaba con un presupuesto muy corto y con unos ingresos muy escasos, sin planeamiento urbanístico, sin ordenación del territorio, pero como casi todos los municipios de Canarias y de España después de la dictadura. Aunque hoy parezca increíble, el alcantarillado apenas llegaba al 20%, y muchas viviendas carecían de suministro eléctrico.

 

¿Qué valoras más desde tu concejalía, y estar al frente de la Agencia de Desarrollo Local?

En esta legislatura me ofrecí al grupo ASBA; y más concretamente a Paco Atta, para ayudarles a sacar adelante la legislatura. Era consciente de las dificultades en las que se encontraba el municipio después de la anterior legislatura (2007-2011) por la forma en la que se había gestionado este ayuntamiento. Esta ha sido una legislatura muy complicada, pero creo que se han cumplido los objetivos, y estos años han servido para reconducir la situación y recuperar la senda de la Hacienda Municipal, la gestión correcta de los servicios, y el trabajo por el bienestar de los vecinos y vecinas de este municipio. Es por esto, que me voy con la sensación de los deberes hechos, y por haber acompañado a todas las personas que forman hoy el ayuntamiento en la tarea de resolver los problemas y reconducir la situación municipal. En su momento plantee la posibilidad de asumir el área de Desarrollo Local, Agricultura y Ganadería dada mi experiencia y por saber que esto iba a ser uno de los grandes “caballos de batalla” por la crisis acuciante en que nos encontrábamos. Yo era consciente que donde mejor se podía trabajar era ayudar a los vecinos a formarse, a buscar empleo, a promocionarse, y a través de esta área apoyando a la agricultura y ganadería, las pequeñas industrias, pequeños comercios, talleres y la actividad del autoempleo. Esto es principalmente lo que he hecho en estos últimos cuatro años. Creamos una bolsa de formación y empleo que han tenido inscritas a más de 1.000 personas, a las que se les ha ofrecido este servicio con la colaboración de la asociación de empresarios, centros educativos y el resto de agentes externos como las instituciones públicas y educativas que nos han permitido mejorar la situación de los vecinos y ayudarlos a la inserción laboral.

 

¿Quedan cosas por hacer hasta el final de esta legislatura?

Lo que importa ahora de cara al final es dejar consolidado el proyecto de Orcasal, y la Central de Compras (Agrícola y Ganadera de Gran Canaria) que se creó promovida por los agricultores y ganaderos del municipio y de fuera, para así juntos comprar bienes de equipo. Tiene su sede dentro de las instalaciones de la finca de Orcasal que tiene unos 40.000 metros cuadrados, donde hay invernaderos, hay una parte funcionando como agricultura ecológica, otra parte está funcionando como granja de caprinos, otra como granja de conejos y el tema de cinegética, y también con un centro de producción de lombricultura para la agricultura ecológica. Este espacio hace cuatro años estaba muy abandonado porque el grupo de gobierno anterior decidió instalar dentro de Orcasal la sede de FCC, que era más bien un vertedero incontrolado, que un punto limpio. Por eso nos ha costado tanto recuperar la finca y ponerla en funcionamiento, limpiarla y cercarla. Por otro lado, hemos apoyado a las comunidades de regantes, porque todo el plan de regadío se sustenta a través de estas comunidades para que, a su vez, puedan funcionar los agricultores. Hemos tenido la mala suerte que el Cabildo, a estas alturas de legislatura, no ha apoyado prácticamente en nada el plan de regadío del municipio, no se ha hecho ninguna instalación nueva, no han apoyado con subvenciones a las comunidades de regantes, no se ha comprado ningún patrimonio más del que se había adquirido en periodos anteriores, y además la balsa de la montaña en Tenteniguada está estropeada desde hace más de cuatro años. El Consejero de Agricultura del Cabildo le ha participado a las comunidades de regantes que no tienen dinero -extrañamente no tienen dinero- en el Consejo Insular de Aguas, y les ha planteado que si quieren arreglarla lo hagan los propios comuneros y agricultores. En definitiva, esto ha significado que en estos últimos cuatro años no ha entrado una gota de agua en esta balsa, con lo que hemos perdido un importante recurso de almacenamiento y regulación del agua, que ha producido un encarecimiento de la misma.

 

¿Qué opinión tienes del panorama político de cara a las próximas elecciones municipales?

Yo creo que el grupo ASBA se ha consolidado y creo que ha demostrado que sirve, tanto para estar en el gobierno, como en la oposición, y con la presencia del grupo ASBA en el proyecto de Nueva Canarias va a conseguir un mayor afianzamiento. Pienso que los movimientos asamblearios y vecinales, en los que se basa la filosofía del grupo ASBA, son importantes para que los vecinos no pierdan el contacto con sus gestores municipales, pues esa democracia formal de votar cada cuatro años, que no te pregunten y no quieran saber de ti durante el periodo que dura la legislatura, es lo que ha provocado esta desafección de la población hacia sus políticos. Hay que mantener de manera asamblearia, año tras año, que se convoque a los vecinos y se les haga partícipes de las acciones que se quieran ejecutar en sus barrios y en el municipio. Ahora, con las nuevas tecnologías se ha abierto otra vía de acercamiento, pero fundamentalmente el contacto a pie de casa y de barrio, es lo que ha constituido la marca de nuestra casa en ASBA. Sobre el resto de partidos políticos que se van a presentar, me consta que tienen buena gente y buenos candidatos. Yo creo que la población en Valsequillo sabe reconocer la labor que se ha hecho bien, y espero que al final los vecinos acierten al votar, para que se nos presente un futuro más halagüeño de lo que han sido estas dos últimas legislaturas. En esta última legislatura se han puesto las bases; de una forma distinta, para gestionar el ayuntamiento, y las formas para interactuar con los vecinos. Los cuatro grandes partidos tienen la posibilidad de llegar al pleno municipal, porque creo que tanto el PSOE, Partido Popular, Asamblea Valsequillera y ASBA pueden tener representación. Esta puede ser una legislatura muy interesante, la que se viva desde el 2015-2019, si los respectivos representantes actuan con cordura y responsabilidad. Me imagino que será un grupo de gobierno conformado por varios partidos y que esto enriquezca el diálogo y el debate político. Yo confío en una victoria del grupo ASBA, incluso con mayoría absoluta, pero esto unido a lo que acabo de comentar, aunque no hiciera falta para gobernar, permitiría incluir a más concejales de los otros partidos a formar parte del próximo grupo de gobierno para gobernar juntos. Sería una buena experiencia y una nueva forma de hacer política en Valsequillo.

 

¿Qué valoración haces de tu labor en todos estos años?

Pues de 38 años desde el comienzo de la democracia, llevo presente 27 en activo. Creo que la democracia que llegó a España a finales de los años 70 significó un gran revulsivo para la sociedad porque la gente se ilusionó con poder recuperar la capacidad de decidir. Creo que el error es que ha sido una democracia muy representativa y con poca consulta al ciudadano. Esto hay que corregirlo, pues la democracia se enriquece con la mayor participación de los vecinos de cualquier pueblo del estado. En esa dinámica estábamos cuando llegó la democracia a España, y esto se ha enfriado con los años, por lo que hay que recuperarlo. Es cierto que ha sido una etapa fructífera para el país a pesar de las crisis económicas habidas en el transcurso de este tiempo, pero la más difícil es la que aún estamos por superar, aunque espero que se supere para volver a recuperar el estado del bienestar.

 

Paco, después de más de media vida en la política ¿Realmente ha merecido la pena?

¡Hombre! ha habido veces de sensaciones agridulces, porque en algunas ocasiones la incomprensión de algunas personas, y a veces la mala fe de posicionar a la población en contra de un planteamiento que se hacía desde el Ayuntamiento, al final se convirtió en un ataque personal. Ver como los problemas políticos se extienden hasta el ámbito personal. Ver como mi familia y mis hijos, han tenido que pasar malos ratos como consecuencia de algunas situaciones concretas que se han dado a lo largo de todos estos años de gestión, te dejan un mal sabor de boca. Aunque si miras atrás y ves como ha avanzado este municipio en todos los órdenes de la vida, compensa de alguna manera y llegas a la conclusión de que ha merecido la pena. La clave de todo es que la gente se ha sentido partícipe de la gestión de su ayuntamiento, y el Valsequillo de hoy lo hemos conseguido entre todos.

 

Paco Sánchez es, en gran medida, parte del ADN de ASBA ¿Cómo ves el relevo generacional?

El grupo ASBA ha tenido en estos años de gobierno, y en la oposición, más de 120 personas que han participado siendo concejales o alcaldes, desde el año 1979 hasta ahora. Por esto te digo, que hemos tenido una renovación constante, y de todos los barrios. Yo me marché en el 2006 para facilitar la renovación de la cabeza de ASBA, porque era consciente de mi peso en el partido. Creo que acerté, pues esto propició la renovación, primero con Marcelo Ramírez y después con Paco Atta.

 

¿Quieres añadir algo más?

Sí, quisiera dar las gracias a este pueblo por el arrope que siempre he sentido y quiero dejar el mensaje de mi permanente agradecimiento y mi predisposición a seguir colaborando donde se me requiera.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *