lunes, 21 de septiembre de 2020

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

José Miguel Martel Rodríguez “El Socialista” (Fundador y militante del PSOE en Valsequillo)

Fundador y militante del PSOE en Valsequillo, actualmente regenta junto con su hermano Roberto el restaurante grill El Quinqué en el barrio de La Barrera en Valsequillo

 

Bueno, José Miguel, como miembro histórico del PSOE aquí en Valsequillo, me gustaría que comentaras a traves de tu experiencia, ¿Cómo ves el diagrama político en el municipio y que diferencias existen con respecto a cómo se hacían las cosas antes?

La verdad es que no tiene nada que ver esto de hoy, con la gran ilusión con la que llegamos en aquel momento -en el año 1979- que fueron las primeras elecciones municipales donde se presentaron cinco grupos, y donde fue Manuel Sánchez el primer alcalde de la democracia, aunque venía de unas elecciones que se hacían a traves de grupos sindicales, grupos familiares, etc. De una pseudo democracia por decirlo de alguna forma, y claro, los que llegamos en aquel momento veníamos con una ilusión enorme, que hoy sin embargo la gente no llega así a la política. Ese político de vocación como lo éramos nosotros, practicamente no existe, hoy el político es un señor que piensa vivir de la política y que le interesa más que nada su propio bienestar que en implicarse en defender unos ideales o el servicio del pueblo.

 

En aquellos momentos ¿Quiénes fueron tus puntos de referencia o las personas que te iniciaron en la política?

Yo llegué al PSOE de la mano de Leonardo Peñate y de Juan Vega Yedra que vino exiliado de Méjico y que sus contactos aquí eran Felo Monzón el pintor, Jorge Pulido el cual el campo de Las Coloradas lleva su nombre y que a su vez era el presidente del Isleta y de la Asociación de Vecinos, que en realidad era una máscara del partido socialista en la Isleta.

 

O sea, que aquello estaba todo solapado…

Sí, pero incluso en una ocasión hablé con Cristóbal Martel, que fue agregado en la Embajada Española en Venezuela, y me comentaba que él sabía que Jorge Pulido se la estaba colando por todos lados, porque hacían constantes reuniones de la asociación de vecinos cuando en realidad eran las del partido socialista en la Isleta. Yo era muy joven, en el año 1976 tenía 24 años, veníamos de la lucha antifranquista y pensando que esto tenía que dar un giro hacia la democracia. Casi toda esta gente que te estoy comentando han desaparecido.

 

¿Sentiste en algún momento que corrías algún riesgo?

Siempre, siempre, siempre… porque cuando repasamos la historia desde esta atalaya de ahora, no tiene nada que ver, aunque también sabíamos que corriamos peligro, pero lo justo. Es más, te puedo decir que la primera y única vez que me detuvieron, fue en una manifestación autorizada en el año 1983 en pro del mercadillo que existe actualmente en Valsequillo. Desde que el PSOE ganó las elecciones en 1982, nosotros desde las agrupaciones locales quisimos darle un impulso a la política y llevar la democracia a los pueblos para motivar a que la gente interviniese más en política. En aquella época estaba de alcalde Manuel Sánchez, que aunque en un principio estaba de acuerdo con el asunto del mercadillo, después se vinieron atrás alegando que no querían que fuera la oposición la que capitalizara esta iniciativa, y es justo ahí donde se produce la manifestación y la subsecuente detención. Estábamos el el Bar Eusebito y nos detuvieron a Pepe Gómez y a mi y nos llevaron al cuartelillo que estaba en la calle Conde de la Vega Grande en Telde y allí nos pusieron con la flor y nata del hampa teldense y de toda la zona sur. Indudablemente nos soltaron al siguiente día, pues no habíamos cometido delito alguno y además teníamos una autorización escrita que había firmado el gobernador civil de la época, Manuel Fernández Escandón, al final el juez hasta sonrió. Aunque cabe destacar que todavía la Fuerzas Armadas y de seguridad del estado, aún conservaban un espíritu represivo y franquista. La democracia había llegado, pero entre comillas.

 

Y en el aspecto social, lo que yo recuerdo de mi infancia y mediana adolescencia, era que la gente funcionaba con otros valores, había más unión y menos individualismo. Tengo la sensación que esos valores se han quedado en el camino…

Pero eso no ocurre solo en Valsequillo, sino a nivel general. Yo recuerdo con cariño que en Las Palmas todavía se estilaba lo del gancho en las puertas de las casas, y hoy, por el contrario, es todo muy impersonal. Por ejemplo aquí en Valsequillo en casa de mi suegra, lo que es hoy la casa de Pedro el médico, esa puerta no se cerraba nunca, recuerdo que en las noches fuertes de verano, cuando aún no existía el aire acondicionado aquí, yo me acostaba allí en el suelo y con la puerta abierta.

 

Y la Plaza de San Miguel siempre llena de gente…

Sí, sí, además eso conlleva a que las personas hablen más entre ellos y que haya mayor comunicación entre los vecinos, etc. Y con respecto a lo que decías… aquí hay una generación perdida desgraciadamente. A lo largo de toda mi trayectoria política, siempre he querido inculcarles a los más jóvenes, que tienen que hacer política, porque si no, habrá otros que la hagan por ellos, y es justo lo que ha ocurrido. Mira ahora, ahí tenemos el fenómeno Podemos, que son gente que ha llegado a la política ahora, porque han dicho: ¿y nosotros, no contamos?

 

Aparte de que están claramente posicionados en la izquierda e imagino que tendrán muchos puntos en común entre los progresistas

Sí, yo no tengo problema con que existan grupos como Podemos, pero por ejemplo lo que a mí siempre me ha separado del Partido Comunista es que yo no era partidario de la dictadura del proletariado, y siempre he pensado como decía Francisco Largo Caballero, “Tenemos que tomar el poder para ponerlo al servicio de la clase trabajadora”, y eso a sido mi meta desde entonces.

 

A menudo cuando se habla de ideologías, siempre pienso que lo que hoy sobran son las siglas en favor de las personas, pues considero que hay gente muy válida en todos los partidos. Y es una pena que la actual ley electoral no nos permita la cuestión de las listas abiertas, que a mi juicio, sería lo auténticamente democrático

Absolutamente de acuerdo contigo, porque a uno le puede gustar el nº 2 y el 6, pero pueden no gustarme los demás. Totalmente de acuerdo.

 

Y en esa posible combinación de diferentes ideologías, ¿Te imaginas un hipotético “Dream Team” aquí en Valsequillo?

Por supuesto, y a raíz de lo que comentas, te voy a hacer una confesión. Yo tengo más amigos en el Partido Popular que en el Partido Socialista, porque yo siempre he practicado el respeto por las opiniones del adversario, y creo que nos vendría muy bien a todos. ¡Hombre! yo prefiero que surjan opciones como Podemos, que de la extrema derecha como la de Le Pen en Francia. Y te digo una cosa, como se está desarrollando esta legislatura y con los problemas que hay en la calle, es muy posible que se vuelva a reeditar el Frente Popular. Date cuenta que ya Podemos a moderado el lenguaje, porque cuando dijo Pablo Iglesias, “El miedo tiene que cambiar de bando” que es una de sus frases célebres, ha tenido que ir matizando lo que quiso decir, pues aún existe ese miedo en el imaginario colectivo, pues con los precedentes que hay de la Guerra Civil, todavía hay reticencias con respecto a ese tipo de manifestaciones. Sería catastrófico volver a incurrir en un error de semejante calibre.

 

Parece que se está jugando con algo muy grande, y no se sabe valorar en su justa medida este largo periodo de paz de nuestra historia más contemporánea

Hay que pensar siempre de donde venimos, lo que tenemos y lo que ha costado conquistarlo ¡eh!, eso es lo que yo le reprocho al PP. Conseguimos un estado de bienestar que se ha ido desmoronando como un castillo de naipes, y hay cosas que no puede traspasar ningún gobierno, como son la sanidad, la educación y los servicios sociales, por lo que hay que llegar a un concenso duradero de estos derechos inalienables de los ciudadanos. Ahora, el PP ante la posibilidad de que puedan perder muchas alcaldías, quiere implantar que sea el alcalde el partido más votado. Si de aquí para atrás no ha sido así, ahora no se va a hacer una reforma porque a ellos les interese.

 

¿Alguna anécdota curiosa que quieras añadir a la conversación?

Te voy a contar una que además es de un familiar tuyo, concretamente tío-abuelo. A Leonardo Peñate cuando se proclamó el movimiento de 1936, vinieron los falangistas y se lo llevaron detenido a Telde. Entonces la madre habló con Antonio Macías (alcalde) a ver si podía interceder ante aquello. -esto me lo contó el propio Antonio Macías- Una vez que los detenían en Telde, los mandaban a El Lazareto en Gando, al campo de concentración de La Isleta, a Fife en Tenerife o “desaparecido” por decirlo de alguna manera, a otros los tiraban a la mar fea o por la Sima de Jinamar. Por lo tanto la gente tenía un miedo terrible. Después fueron a Telde y hablaron con su alcalde, que era el jefe del movimiento en la zona y él mismo les comentó, “Antonio, si este señor me dice que no tiene vinculación con el Partido Socialista, se vuelve contigo para Valsequillo, bajo tu responsabilidad”. Seguidamente trajeron al amigo Leonardo y ante la pregunta de si el no era socialista, respondió: ¡Como que no!, claro que soy socialista!. Entonces yo me pregunto, qué valor hacía falta tener para verse en una situación tan comprometida y reafirmarse en sus convicciones o tal vez fue fruto de la inconsciencia de la edad en aquellos tiempos.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *