jueves, 15 de abril de 2021

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

La muestra de Cristóbal Guerra ‘El palacio de los guanartemes’, producida por la Casa-Museo León y Castillo, se traslada a La Fortaleza

  • La exposición abre este sábado en el Centro de Interpretación de Santa Lucía de Tirajana con dos murales inéditos del artista
  • Puede visitarse hasta el 3 de abril

 

 

 

La muestra de Cristóbal Guerra ‘El palacio de los guanartemes’, producida por la Casa-Museo León y Castillo de Telde, abre este sábado a las 11.00 horas en el museo del Centro de Interpretación La Fortaleza, en Santa Lucía de Tirajana, donde puedevisitarse hasta el 3 de abril para descubrir además dos murales inéditos del artista galdense.

 

En esta exposición individual, abierta demartes a domingo de 10.00 a 17.00 horas, el artista Cristóbal Guerra presenta sus últimos trabajos de sus series ‘La ciudad superpuesta’, en la que ha estado trabajando intermitentemente desde 1988, y ‘El palacio de los guanartemes.’

 

La muestra, integrada por 39 acrílicos sobre lienzo y lona, a la que suman ahora dos nuevas piezas, pudo disfrutarse hasta el pasado 17 de enero en el centro museístico del Cabildo en Telde. Con esta iniciativa, la Casa-Museo continúa con su línea de colaboración e intercambio de proyectos abierta con el Ateneo de La Laguna en la muestra de Noelia Villena ‘Cuestiones (Re)productivas)’.

 

El texto de la exposición ha sido realizado por el crítico Carlos Díaz-Bertrana, quien detalla que si Óscar Domínguez inventa recuerdos del porvenir, Guerra, más telúrico que surreal, pinta lo que ve con un lenguaje universal, el de la abstracción geométrica, una voluntad de síntesis y una confianza ciega en el poder emocional del color.

 

“Enraizado en su territorio natal, cultiva la tierra, hace vinos conventuales y profundiza en la historia de su ciudad: La mítica Agaldar, la acrópolis debelada por los conquistadores españoles, la antigua sede de los Guanartemes de Gran Canaria, de su Palacio Real y su corte. De sus ruinas y de las excavaciones en el entorno de la Cueva Pintada emerge ‘la ciudad superpuesta’, pinturas que recrean e imaginan las estructuras cruciformes de las viviendas aborígenes”, detalla el crítico.

 

Para él, Guerra usa un lenguaje sin necesidad de matar la anécdota y de eliminar la representación, para crear una imagen simplificada de las construcciones aborígenes, y con el que nos aproxima al aura espiritual, mágico o religioso que impregna los vestigios de las antiguas civilizaciones.

 

“Similar a como Orfeo hacía hablar a las piedras con su música, resuena el latido de sus ancestros en las pinturas de ‘La ciudad superpuesta’ y ‘El palacio de los guanartemes’. Poética del vértigo, visiones desde lo alto recrean la geometría tectónica de la ciudad hibernada en el tiempo, que despierta y renace gracias al trabajo de los arqueólogos y la inventiva de Cristóbal. Y, vistas desde el suelo, se levantan poderosos las columnas y muros de El Palacio hacia el cielo azul atlántico que el Guanarteme contemplaba desde su lecho real. Tal vez, para resaltar su conexión con la inmensidad celestial, el profundo vínculo entre el hombre, la tierra y el cosmos, Cristóbal deja las casas sin techo, abiertas a la luz: el emblema solar que consagra su poética”, profundiza Díaz-Bertrana sobre esta exposición que ahora recala en Ansite.  

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *