sábado, 04 de julio de 2020

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Las autoridades solicitan la colaboración de la población para que prevea de manera escalonada su visita a la Virgen del Pino

  • Se pretende que El Pino se prolongue durante los meses de julio, agosto y septiembre, con la finalidad de evitar aglomeraciones en las fechas señaladas

 

 

Cabildo de Gran Canaria, Ayuntamiento de Teror y la Diócesis de Canarias, presentaron esta mañana en la sede de la Corporación insular, las novedades especiales que condicionarán este año la festividad en honor a Nuestra Señora del Pino, marcadas por la ausencia de la solemnidad de la celebración de la mayoría de sus actos religiosos y festivos multitudinarios, como medida de prevención para evitar concentraciones masivas de personas y garantizar así la seguridad sanitaria de la ciudadanía.

 

Por ello, las autoridades solicitan a la población grancanaria la máxima colaboración para que programen sus visitas a la Patrona de manera escalonada a lo largo de los meses de julio, agosto y septiembre, evitando los desplazamientos a Teror los días señalados como la víspera del Pino, 7 de septiembre, el día grande, 8 de septiembre, y el fin de semana siguiente, días 12 y 13, en el que se celebra el Día de las Marías. La programación cultural, así como otras iniciativas recreativas, serán trasladadas a las redes. 

 

En la rueda de prensa en la que estuvieron presentes el presidente del Cabildo, Antonio Morales y la Consejera de Cultura, Guacimara Medina, el alcalde de Teror, Gonzalo Rosario, el vicario de general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, y la subdelegada del Gobierno en Las Palmas, María Teresa Mayans, se puso de manifiesto a la hora de adoptar por unanimidad la compleja decisión, el interés institucional por actuar con prudencia en el marco del actual escenario sanitario, cuya evolución se desconoce y obliga a la cautela, máxime cuando la prioridad en estos momentos es la salud y la situación del conjunto de la población, aún sujeta al peligro de un posible rebrote en Gran Canaria del Covid-19.

 

Según el presidente del Cabildo, Antonio Morales, el significado cultural, popular y religioso de las fiestas se mantiene “con otro espíritu y dimensión”. Se coordinará con los 21 ayuntamientos de la isla y la iglesia la manera en que las donaciones de la ofrenda que tiene lugar en Teror desde 1952 lleguen a las familias más desfavorecidas –avanzó-, por lo que dicha iniciativa proseguirá manteniendo el sentido de solidaridad que lo caracteriza. El Cabildo invertirá en esta nueva modalidad de las fiestas unos 155.000 euros.

 

El alcalde de Teror, Gonzalo Rosario, incidió que “Teror vivirá este año una festividad del Pino diferente, sin eventos multitudinarios; por eso queremos que El Pino se prolongue durante los meses de julio, agosto y septiembre, de manera que se eviten las aglomeraciones y también dinamizar la actividad económica durante todo el verano en el municipio. Para ello se desarrollarán campañas de promoción y se programarán actividades virtuales que mantengan la esencia de la fiesta”, dijo el alcalde, quien estimó en unos cinco o seis millones de euros el efecto del impacto negativo en la economía del municipio que provocará la suspensión de la fiesta que congrega alrededor de 200 mil personas cada año en Teror.

 

Como ya se había anunciado hace unas semanas, este año no se llevarán a cabo el acto de lectura del pregón de las fiestas, que iba a realizar la ministra de Política Territorial y Función Pública del Gobierno de España, Carolina Darias, y que será aplazado al próximo año; los actos de Bajada y Subida de la imagen de la Virgen del Pino desde su Camarín; la tradicional Romería-Ofrenda el 7 de septiembre; las ferias de ganado y artesanía; los actos musicales, culturales o deportivos; las solemnidades del acto institucional en la Misa del Día del Pino y del Día de las Marías, y las procesiones de ambas jornadas.

 

Las autoridades civiles y eclesiásticas han apelado a la comprensión, responsabilidad y espíritu de colaboración de la ciudadanía, proponiéndoles que planifiquen sus visitas a Teror en los próximos tres meses, toda vez que los actos principales del mes de septiembre se han suspendido y el acceso a la Basílica de la Villa Mariana se ha sometido a un estricto protocolo, que incluye tanto la reducción de su horario de apertura como de la celebración de las misas.

 

 

Los actos culturales del Cabildo, por las redes sociales

 

La consejera de Cultura del Cabildo grancanario, Guacimara Medina, avanzó que los eventos que desde hace más de veinte años organiza el Cabildo en Teror, como son el Encuentro de Música Popular Teresa de Bolívar y el Encuentro Folclórico de Gran Canaria, se sustituirán este año por otras propuestasque se llevarán a cabo virtualmente a través de las redes sociales,encaminadas a apoyar al sector musical de Gran Canaria y a las empresas del sector, con las que se ofrecerá una visión general de lo que significa esta festividad para los grancanarios.

 

El Cabildo grabará una decena de conciertos de pequeño formato de bandas y artistas de la isla en diferentes espacios emblemáticos del propio municipio de Teror, que tendrán lugar sin público y cuya emisión se llevará a cabo a través de las redes sociales del Cabildo de Gran Canaria en fechas aún por determinar. Entre las propuestas musicales figura el espectáculo ‘Timples y otras pequeñas guitarras del mundo’, los músicos Beatriz Alonso y Javier Cerpa o Iván Quintana, así como un concierto con músicos y solistas del propio municipio a los que se incorporan las formaciones de la Orquesta Golosina, Los Medianeros, La Parranda de Teror o la Banda de Música de dicha villa, que este año celebra su 135 aniversario, haciendo un recorrido por los temas más representativos de la música latinoamericana.

 

Otro de las actividades que el Cabildo realizará será el un concierto íntimo de Gerson Galván, que se grabará en el Salón de Actos de la Casa de Colón en julio en formato de piano y voz, y que tendrá un componente solidario y de apoyo a la Asociación Española contra el Cáncer.

 

Así mismo, Medina subrayó que se mantendrán contactos con Televisión Española en Canarias y con la Televisión Canaria para estudiar la posibilidad de ofrecer a los televidentes distintos programas alternativos a la popular Romería-Ofrenda, que serían emitidos el día 7 de septiembre.

 

 

Apertura de la Basílica

 

Por su parte, el párroco de la Basílica del Pino, Jorge Martín de la Coba, adelantó el protocolo establecido para misas y actos religiosos. La Iglesia se abrirá en julio, agosto y septiembre, de 9:00 a 13:30 y de 16:00 a 20:00 horas. Las 100 personas que pueden acceder al templo lo harán por la puerta central, saliendo del mismo por la denominada Puerta de Ánima, siguiendo un recorrido señalizado estricto. Las personas que permanezcan en el templo lo harán por espacio de un tiempo prudente, con la finalidad de garantizar el flujo regular de personas y la desinfección periódica de sus espacios. El camarín permanecerá cerrado y las eucaristías se celebrarán de martes a sábados a las 8:30 de la mañana y por la tarde a las 19:00 horas. Los domingos la misa será a las 8:30, 10:00 y 19:00 horas, y durante la eucaristía no se podrá acceder al santuario.  De la Coba añadió que se celebra la Novena de la Virgen, que será retransmitida para evitar aglomeraciones de fieles en la Basílica. Del 1 al 8 de septiembre, a las 12:00 horas, las campanas repicarán. La imagen estará sin el vestido exhibiéndose en su talla. La misa del 8 de septiembre y del Día de las Marías serán retransmitidas en directo por las dos televisiones públicas.

 

Hay que recordar que hace unas semanas, tanto el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, como el consejero regional de Sanidad, Julio Pérez, coincidieron al apoyar la decisión institucional de suspender los actos solemnes de la Festividad de Pino, atendiendo a la incertidumbre de la evolución de la pandemia y a los contratiempos que podría generar la incontrolada concentración de personas en el contexto de unas fiestas que congregaron en Teror el pasado año a más de 200.000 personas.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *