martes, 21 de septiembre de 2021

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Las fachadas de Valsequillo se convierten en lienzos de expresión cultural

 

Un brochazo blanco para empezar, luego una cuadrícula, un boceto de guía y por último lo más importante, el color. Dos paredes hicieron las veces de un generoso lienzo para representar elementos que forman parte de la idiosincrasia de Valsequillo de Gran Canaria.

 

Los artistas, Lucía Montesdeoca e Himar Suárez, han pasado de los pinceles a las brochas, del caballete a los muros y del museo a la calle para realizar estas pinturas murales. Una iniciativa enmarcada dentro del proyecto de actividades culturales de la campaña de verano 2021 de la concejalía de Cultura, subvencionado por la consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, con el objetivo de embellecer rincones de paso del municipio donde se resalten los valores, personajes, lugares y tradiciones de interés etnográfico. Una alternativa de ocio que ha estado dirigida a los jóvenes del municipio,  la idea, según palabras de la concejala Lucía Melián, era “involucrar a los jóvenes en una actividad que los atrajera y que con la misma aprendieran nuevas técnicas de pintura. La experiencia para ellos ha sido satisfactoria y solo hay que mirar el resultado final”. 

 

 

Hasta llegar al resultado final hay todo un proceso que comienza “con la idea, la realización del boceto y la presentación para seleccionar el que definitivamente vamos a plasmar”, como ha explicado  Lucía Montesdeoca mientras termina de dar color al retrato de Aurelia Martel, en el mural que ya luce en Valsequillo casco. Después se prepara la pared, se esboza el dibujo y comienzan a trabajar. Una actividad de participación y convivencia ciudadana en la que se han implicado los vecinos y vecinas de Valsequillo.

 

El primero en realizarse ha sido el homenaje al Rancho de Ánimas de Valsequillo. Un mural que dará la bienvenida a todos los que lleguen hasta el barrio de Las Vegas. Una obra en la que se puede ver los instrumentos y a los tocadores e incluso los ojos mejor entrenados podrán vislumbrar a esas ánimas a las que van dedicadas las coplas. Un mural en el que no falta las flores de los almendreros, que cada año, florecen en la localidad regalándonos unas estampas efímeras dignas de cualquier obra de arte.

 

 

La tradición agrícola y ganadera es el protagonista del segundo mural. El calendario lunar para la siembra, las abejas y su miel, la agricultura regenerativa, la higuera o el gallo canario comparten espacio con el queso artesano de Valsequillo prensado por las manos de Aurelia Martel. Sin duda, un homenaje a ella y a todas las mujeres queseras del municipio resaltando el importante papel de la mujer en el mundo rural. Un mural que ha sido realizado en una de las  paredes de la casa de la propia retratada en el casco de Valsequillo. De hecho, su ubicación ha permitido que muchos sean los que se paren a disfrutar y a proponer ideas e incluso a ofrecer las paredes de su propias viviendas para seguir embelleciendo la localidad con estas obras de arte.

 

Un proyecto que ha contado con una subvención del Cabildo de Gran Canaria que se pretende seguir realizando por todo el municipio para plasmar  en paredes y muros aquello que representa a Valsequillo y a su gente.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *