martes, 02 de marzo de 2021

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Las visitas a los Museos del Cabildo caen entre un 17 y un 70 % en 2020 debido a la pandemia, pero aumentan las interacciones virtuales

Los meses estrictos de confinamiento, la disminución del turismo y la reducción de aforos producen un notable descenso de las asistencias

 

Los centros museísticos redoblaron sus esfuerzos en convertir sus páginas web y redes sociales en espacios dinámicos con propuestas didácticas

 

 

 

El confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus, la limitación de aforos y la disminución drástica del turismo redujo en 2020 entre un 17 y un 70 por ciento las visitas presenciales a los museos dependientes de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria. Sin embargo, los seis centros museísticos que integran la red insular supieron adaptarse a las circunstancias sanitarias y reforzaron sus web y redes sociales, a la vez que pusieron en marcha iniciativas como las visitas guiadas virtuales online 360, que permitieron trasladar a la ciudadanía la riqueza que albergan y continuar con su labor de difusión de su notable patrimonio artístico-cultural.

 

Las Casas-Museo León y Castillo, Pérez Galdós, Tomás Morales y Antonio Padrón, al igual que el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada y la Casa de Colón, cerraron sus puertas el día 13 de marzo, en la víspera del confinamiento estricto en España, y volvieron a abrir el 23 de junio. Pese a estar cerrados durante más de tres meses, la actividad se mantuvo de manera virtual con múltiples propuestas.

 

 

Las visitas presenciales, en cifras

 

El centro museístico que experimentó un menor descenso de visitantes fue la Casa-Museo Pérez Galdós, con un 17 por ciento menos, al pasar de 24.692 en 2019 a 20.272 en 2020. Los meses de confinamiento y la reducción de aforo se vieron compensados con las cifras mucho más altas que tuvo el centro en enero y febrero, comparado con el año anterior.

 

Los actos por el centenario de la muerte de Galdós, incluida la exposición titulada ‘Benito Pérez Galdós. La verdad humana’ que abrió en septiembre, fueron un revulsivo para este centro museístico al programar múltiples actos que amortiguaron el impacto.

 

La web y las redes sociales reflejaron un gran incremento, especialmente en los meses de confinamiento, ya que, si en enero la web tuvo 15.851 usuarios únicos, en abril subió hasta superar los 46.000 y en mayo rebasó los 18.000.

 

Por su parte, la Casa-Museo Tomás Morales tuvo un descenso de visitantes de un 34 por ciento. El pasado año visitaron este espacio ubicado en Moya 6.390 personas frente a las 9.848 del año anterior. Su menor caída se debe, entre otras cuestiones, a que en su mayor parte los asistentes son de origen isleño y no se ha visto tan afectado por la disminución del turismo extranjero.

 

Con respecto a la Casa-Museo Antonio Padrón, el descenso de visitantes ha sido del 65 por ciento, al pasar de 59.731 en 2019 a 20.872 en 2020, es decir, 38.859 personas menos. De los más de 20.000 personas, casi 12.000 acudieron a actividades, 1.127 son escolares, y el resto son visitantes a este Centro de Arte Indigenista, ubicado en el municipio de Gáldar.

 

Por otro lado, la Casa-Museo León y Castillo de Telde recibió el pasado año 2.624 visitantes frente a los 9.014 de 2019, lo que significan 6.390 personas menos, una reducción del 70 por ciento. Tras una caída en barrena después de los meses del confinamiento, entre julio y septiembre, que se tradujo en un descenso del 90 por ciento, el centro ha recuperado la caída a través de actividades hasta llegar a reducirla al 70 %.

 

En el caso de la Casa de Colón, las visitas cayeron un 69 por ciento, con una asistencia de 54.831 personas frente a las 175.349 de 2019. En cuanto a la visita de extranjeros, ha descendido también alrededor de un 70 por ciento, pero como curiosidad, en las últimas semanas de diciembre ha sido el público con más asistencia, llegando a las 1.300 personas procedentes de Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido y Suecia pese a las restricciones a la movilidad.

 

Pese a las restricciones, la Casa de Colón mantuvo y potenció su agenda de actividades culturales durante la denominada ‘nueva normalidad’. Más de 2.600 personas asistieron a conferencias, conciertos, presentaciones de libros o proyecciones cinematográficas tras la reapertura, todo ello pese a la reducción de aforo. Además, incrementó sus seguidores tanto en Facebook, en Twitter como en Instagram.

 

En cuanto al Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, ubicado en Gáldar, ha pasado de 68.142 a 27.558, es decir, 40.584 visitantes menos, lo que equivale a una reducción de casi el 57 por ciento. El descenso por el confinamiento estuvo amortiguado porque en los dos primeros meses del año las visitas habían aumentado casi un 9 por ciento con respecto al año anterior.

 

Tras la reapertura, con un aforo del 50 por ciento y en ocasiones del 33 por ciento, la valoración es muy positiva al alcanzar 14.145 personas, entre visitantes al recinto y a las actividades, pese a la reducción de extranjeros y de escolares. Además, el esfuerzo en ofrecer propuestas al aire libre para las familias ha tenido una gran acogida, por lo que los datos de octubre y diciembre superaron a los de 2019.

 

 

Visitas virtuales

 

Las visitas virtuales, que hasta entonces pasaban desapercibidas en sus páginas web, se convirtieron en un recurso primordial de los museos que lograron que el público fiel mantuviera su rutina a través de dispositivos electrónicos, y a la vez atrajeron usuarios más allá de las fronteras insulares.

 

Entre las visitas virtuales en 3D y 360º que están disponibles, la Casa de Colón tuvo 11.451 usuarios, la Casa Museo Pérez Galdós 5.741, la Cueva Pintada 4.630, la Casa Museo León y Castillo 2.293, la Casa Museo Tomás Morales 1,698 y la Casa Museo Antonio Padrón 1.219.

 

Además, durante el confinamiento, los museos insulares fueron pioneros en poner en marcha visitas virtuales en 360º, guiadas en directo a través de la plataforma Zoom y en algún caso también en YouTube por su personal técnico en colaboración con la empresa Tibicena Arqueología y Patrimonio. La propuesta, que permitió en un mismo dispositivo que familias enteras pudieran seguir las explicaciones desde la comodidad de sus casas, tuvo una muy buena acogida ya que algunas de ellas agotaron las plazas ofertadas.

 

Además, los recintos del Cabildo redoblaron sus esfuerzos en convertir sus páginas web y redes sociales en espacios dinámicos con iniciativas didácticas y de entretenimiento.

 

Así, por ejemplo, la Casa Museo Pérez Galdós, que se hallaba inmersa en la celebración del centenario del fallecimiento del escritor grancanario, trasladó a la red su programación especial #Galdós2020, con la difusión de piezas y materiales que custodia, aspectos creativos no muy conocidos del autor, producciones cinematográficas, y organizó clubes virtuales de lectura.  Aunque, sin duda, su mayor logro fue poner toda la producción literaria del novelista en ePub en su web con libre acceso a disposición de la ciudadanía. Se trató de una excelente oportunidad para acercarse a títulos fundamentales de la literatura y que tuvo una fantástica acogida, ya que desde que se publicó en el mes de abril y hasta final del año esta sección de la página recibió 9.680 visitas.

 

También la Casa Museo Antonio Padrón conmemoraba en 2020 el centenario del nacimiento del artista galdense. Una de sus actividades estrella, ‘Escritos a Padrón’ fue llevada a un nuevo escenario, la web https://www.escritosapadron.online/, donde se pretendía reunir 100 textos. La participación superó las expectativas, recopilando más de 150, de muy diversas procedencias, y el espacio se amplió volcando la colección del pintor para que pueda ser consultada con imágenes e información de cada una de sus obras. También albergó vídeos con testimonios de relevantes escritoras y escritores, así como artistas visuales del Archipiélago.

 

La Casa de Colón fue otro de los centros que durante el confinamiento y la posterior ‘nueva normalidad’ invirtió en la creación y difusión de nuevos recursos digitales, los últimos y más novedosos verán en breve la luz, y se volcó en sus redes sociales ofreciendo a la ciudadanía atractivos contenidos culturales bajo la premisa, #ContigoEnLaDistancia ‘Tenemos las puertas cerradas, pero la comunicación abierta’. Entre otras actividades online, organizó la Escape Room ‘La Guardiana de la Profecía’ en el mes de junio, en la que participaron casi 500 personas.

 

Uno de los hitos del museo de Vegueta fue la celebración del Coloquio de Historia Canario Americana. El empeño y el despliegue de medios para su realización tuvieron su premio, ya que la retransmisión en streaming por primera vez, tanto en sus canales de YouTube como en Facebook Live, superó las 10.000 visualizaciones en los cuatro días de desarrollo del congreso. Las sesiones fueron seguidas desde España, América Latina y del resto de Europa.

 

Las redes fueron testigo en 2020 de otras iniciativas digitales, como la presentación del calco digital, la digitalización 3D mediante fotogrametría de un conjunto de piezas arqueológicas, la producción de material audiovisual o actividades en línea del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, el Seminario de Jóvenes investigadores y el Taller literario online ‘Página en/línea’ de la Casa Museo Tomás Morales, y los conciertos del ciclo ‘Patios (En)Cantados’ o la charlas del curso de Historia Política Contemporánea y las Jornadas de Cultura del Agua de la Casa Museo León y Castillo, son solo algunos ejemplos.

 

Los museos del Cabildo de Gran Canaria afrontan la nueva situación combinando la modalidad presencial y online, utilizando esta última como un recurso más para que la sociedad pueda continuar disfrutando de las experiencias culturales que se desarrollan en los espacios museísticos.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *