jueves, 15 de abril de 2021

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Se proyecta en el Teatro Cuyás el documental de Dácil Manrique, ‘El último arquero’

  • La película se exhibe el día 28 de enero en la Sala Josefina de la Torre, en dos pases previstos a las 18:00 y 20:00 horas

 

 

 

El centro Gran Canaria Espacio Digital organiza la proyección del documental de la cineasta Dácil Manrique de Lara Millares, ‘El último arquero’, en dos sesiones gratuitas que tendrán lugar el día 28 de enero, a las 18:00 y a las 20:00 horas, en la sala Josefina de la Torre, del Teatro Cuyás.

 

El citado documental, planteado como un homenaje a su abuelo, el pintor canario Alberto Manrique, fallecido poco antes de terminar el trabajo, es un conmovedor e intimista retrato del artista en el que su directora nos invita a realizar un viaje de exploración al pasado. Rodado entre los años 2011 y 2018 entre Gran Canaria, Tenerife, Madrid y Fuerteventura, el citado trabajo contó con la colaboración del propio centro Gran Canaria Espacio Digital de la Consejería de Cultura del Cabildo.

 

Las entradas (máximo dos localidades por persona, nominativas y con butaca preasignada) para asistir a la citada proyección estarán disponibles a partir del 20 de enero en la taquilla del Teatro Cuyás, cuyos horarios son de lunes a viernes, de 17:00 a 20:30 horas. Y los sábados de 11:30 a 13:30 horas.

 

El documental ‘El último arquero’ opta a una decena de nominaciones a los Premios Goya 2021, entre ellos a Mejor Película y Mejor Dirección Novel.

 

La cineasta ha explicado que este trabajo de 74 minutos de duración(la primera película de no ficción de la directora grancanaria) lo realizó en su afán de devolverle a su abuelo los recuerdos perdidos tras el ictus sufridoen 1991, consiguiendo contar quién era para ella en un homenaje póstumo lleno de sensibilidad. Este experimento cinematográfico, biográfico y regenerador, parte de las conversaciones, cintas de Súper 8 y los diarios de su abuela Yeya con los que Dácil Manrique se reencuentra. Recuerdos tan bellos como dolorosos en los que descubrirá una realidad llena de magia: que el arte de su abuelo tiene un poder… el poder de sanar. El documental está protagonizado por Alberto Manrique y su esposa, la también canaria y violinista, Yeya Millares–voz de muchos de los recuerdos que se revelan en la película–. Manrique murió el 28 de marzo de 2018, no vio terminado el trabajo, pero, al menos, ahora su memoria queda grabada para el futuro.

 

‘El último arquero’ está producido por Ana Sánchez-Gijón para La Mirada, y por la propia directora. En el rodaje también colaboraron el Gobierno de Canarias, el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales del Ministerio de Cultura, Tenerife Espacio de las Artes y participó Televisión Canaria.

 

‘El último arquero’ estuvo presente en la 27ª edición de Hot Docs Canadian International Documentary Festival, el festival de cine documental más grande e importante de Norteamérica y uno de los más importantes del mundo quedando entre las 20 películas mejor valoradas del festival.

 

El título del documental viene a cuento porque Manrique fue el último de los artistas y miembros fundadores del grupo llamado LADAC (Los Arqueros del Arte Contemporáneo). Para la cineasta, este trabajo también supuso el regreso tras su estancia en Madrid al hogar de la infancia de una niña que se crio con sus abuelos. Su padre no la reconoció hasta muchos años después y, cuando lo hizo, a ella le dio la oportunidad de huir de un suceso que marcó su juventud y del que necesita sanar. Y ahí surge el eje esencial de la película.

 

‘El último arquero’ permite al espectador asistir a la creación del último cuadro que pintó Manrique, una obra sobre la que la directora le interroga. «La entrada donde uno solo guarda sus recuerdos. Otros recuerdos más oscuros están en un cuarto aparte…» ¿Y cuáles son esos otros más oscuros? Le pregunta su nieta. «¡He tenido una suerte!, como me dio el ictus he olvidado la mitad de los recuerdos», responde el pintor.»Mi abuelo me enseñó que en la oscuridad también hay luz. Siento haber tardado tanto en entender que me regaló su silencio», confiesa Dácil Manrique de Lara.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *