lunes, 30 de enero de 2023

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

U.D. Las Palmas: Camina o revienta

Hace ya más de dos meses de aquel fatídico 22 de Junio de 2014 (22J) del partido de vuelta de la liguilla de ascenso a la Primera División del Fútbol Español entre la U.D. Las Palmas y el Córdoba, que dejó a toda Gran Canaria en estado de shock. Los hechos ocurridos ese día son sobradamente conocidos por todos, pues se ha hablado y escrito en demasía en todos los medios de comunicación del país. Sin embargo, no puede uno abstraerse a la realidad de haber perdido el ansiado ascenso, quedando a un escaso minuto de juego y cuando ya se celebraba en la grada la gesta del equipo amarillo. Todo esto por culpa de la invasión del campo protagonizada por una legión de descerebrados que echaron por tierra la ilusión de todo un pueblo.

Los acontecimientos vividos ese día parecen sacados de el guión más perverso y cruel de los cineastas de Hollywood. Este hecho, que no es aislado, puesto que no es la primera vez que ocurren cosas similares y con idénticos protagonistas capaces de reventar cualquier tipo de evento o celebración, no sólo en el deporte, sino en ámbitos tan dispares como en Carnavales, fiestas de los pueblos, etc. A la vista de lo sucedido, habrá que reflexionar y preguntarse ¿Qué es lo que le está pasando a la sociedad canaria?. Lo ocurrido a la U.D. es sólo la punta del iceberg de algo aún más patético e inquietante. Sinceramente, pienso que en Canarias tenemos un gravísimo problema de educación en todos los órdenes de esta sociedad vulgarizada. Esto no es solamente un problema institucional, sino también familiar y personal. Y, aunque también es cierto que la crisis económica no ayuda a paliar los efectos, también sería un error escudarse sólo en la misma.

Desde estas líneas quiero enviar todo el apoyo necesario a nuestra querida U.D. Las Palmas y a todos los “auténticos” aficionados, para que nos ayuden a salir de tanta mediocridad.   

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *