martes, 29 de noviembre de 2022

Director: PACHI BENÍTEZ PEÑATEAñadir a favoritos
Cabecera
Flotante derecha
Flotante derecha
Flotante izquierda
Flotante izquierda

Última oportunidad para disfrutar de la ‘Sinestesia’ del arte de Marta Mariño en la Casa-Museo León y Castillo de Telde

  • La exposición puede visitarse de forma gratuita de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas, hasta el día 11 de septiembre

 

 

El universo imaginario de colores vibrantes y seres fantásticos de Marta Mariño ha sido la sensación del verano en la Casa Museo León y Castillo de Telde, gestionada por la Consejería de Cultura del Cabildo. No es casualidad que la pintora haya elegido el título ‘Sinestesia’ para la exposición que permanece abierta al público hasta el día 11 de septiembre y que se puede visitar de forma gratuita en el mismo horario de apertura del museo, de martes a domingo, entre las 10:00 y las 18:00 horas.

 

La sinestesia es una figura retórica que, además de la mezcla de sensaciones auditivas, visuales, gustativas, olfativas y táctiles, asocia elementos procedentes de los sentidos físicos con sentimientos. La muestra de Marta Mariño está compuesta, en efecto, por un escenario de confusión donde se mezclan los objetos, lienzos y esculturas antropomórficas sinuosas, y está plagada de formas vegetales o encriptadas en un bestiario poco común.

 

“No puedo hablar por el espectador que va a entrar, porque la sensación es diferente para cada uno”, anunciaba Marta Mariño el día de la inauguración. “Aquí entran en juego los diferentes estados de ánimo con los que una persona se posiciona ante una obra, cada persona lo recibirá según su bagaje y su estado anímico”, advertía la artista.

 

En esta muestra, la pintora presenta una serie de lienzos de pequeño y gran formato, realizados con técnica mixta, donde se representan figuras de animales extraños, notas musicales y trozos de piezas de algún instrumento musical. Las técnicas de collage y la pintura se mezclan para sugerir diferentes lecturas.

 

El apartado más curioso e impactante para los más de 700 visitantes que han pasado por la exposición hasta ahora ha sido sin duda el grupo de pequeñas figuras fantásticas, realizadas con material reciclado, que representan a distintos seres imaginarios de alegres colores y en distintas situaciones. Algunos tocan un instrumento, otros se dejan llevar por la cadencia “o simplemente están”, como describe la propia artista.

 

 

Sensaciones visuales

 

El objetivo de la pintora es que, por medio del cromatismo, de las figuras objeto y del movimiento, surjan distintas sensaciones visuales. “Ver los sonidos, oír el movimiento o sentir el ritmo, por ejemplo, serían sensaciones a tener en cuenta en mi obra”, explica Mariño.

 

“Aquí no hay ningún músico, fauno o bestia que esté produciendo música alguna, este es un concierto mudo, una sinfonía de absurdos”, intenta aclarar la pintora. Así, en su particular modo de actuar en la realidad, estos personajes tratan de entenderse en un sinsentido, donde los colores “gritan”. Es el verdadero significado de la “sinestesia primordial en el corazón del cromatismo de las obras”, lo que da sentido al conjunto de la exposición, según su creadora.

 

 

Trayectoria de Marta Mariño Casilla

 

Marta Mariño es licenciada en Bellas Artes y una de las creadoras más sobresalientes del panorama artístico contemporáneo de Canarias. Pertenece a la generación de pintoras que alcanzaron la madurez artística entre los años 70 y 80 del pasado siglo.

 

Ha realizado exposiciones individuales en el Departamento Cultural Cruz Mayor (1977), en la Casa de Colón (1980), en la galería Vegueta (1984, 1991), en el pub Factoría (1988), en la sala San Antonio Abad (1989), en el Centro de Iniciativas Culturales de la Caja de Canarias (1992, 2000), en la Sala Juan Ismael del Cabildo de Fuerteventura (1996), en el Colegio de Arquitectos de Canarias, sede de Gran Canaria (1997), en el Club Prensa Canaria (1997), en el Ateneo de La Laguna (1999), en la galería Antonio Machado de Leganés (2003) y en el Circuito insular de Artes Plásticas (varias salas de Gran Canaria, 2004-2006).

 

Entre las exposiciones colectivas en las que ha participado Mariño están ‘Anastomosis’ (La Regenta, 1994) o ‘15 mujeres’, en las Casas Consistoriales de Las Palmas de Gran Canaria (1994). En la muestra retrospectiva ‘Los años pintados’ (1977-2007) realiza un recorrido por las tres décadas de su interesante y reflexiva trayectoria creativa. Gran parte de sus obras se encuentran expuestas en importantes museos y centros institucionales de Canarias y el resto de España, además de Francia, Alemania y Venezuela.

Noticias relacionadas

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *